10 claves para correr durante toda tu vida

Share on Facebook222Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Correr es una actividad con muchos beneficios para el cuerpo, la salud y el bienestar de las personas. Conseguir hacerlo de manera constante y para toda la vida es un verdadero reto, no será fácil, pero lograrlo significara una vida plena y saludable; alargara nuestros años de vida y le brindara calidad a los mismos.

 

Para llegar a la meta de ser un corredor para toda la vida, muchos factores son imprescindibles, pero sobre todo la presencia de constancia, perseverancia, paciencia y enfoque a largo plazo.

Sigue estos consejos, y en ellos encontraras las claves para correr durante toda tu vida.

 

1 – Adapta tus objetivos.

Empieza de a poco, no pretendas correr largas distancias si estas empezando. Ponte objetivos realistas, que puedan ser cumplidos, y nunca abandones la carrera antes de ello. Con el tiempo, ve aumentando tus retos, alarga las metas propuestas, avanza, persiste y progresa. Motívate en el simple hecho de disfrutar la actividad que estas realizando.

 

2 – Descansa.

Dormir es de suma importancia en el proceso de recuperación del cuerpo cuando realizamos alguna actividad física. Durante el sueño se llevan a cabo una infinidad de procesos que revitalizan a nuestro organismo, ayudan a regenerar y a reconstruir los tejidos utilizados durante el entrenamiento. Idealmente, intenta respetar un mínimo de 7 u 8 horas como tiempo de sueño y recuperación.



 

3 – Controla tu peso.

El peso es un factor de interés a la hora de hablar del habito de correr para toda la vida. El exceso de peso tiene multiples implicaciones que no contribuyen a lograr los objetivos propuestos, tales como un aumento de riesgo de una lesión, un mayor desgaste articular, dificultad para mantener una correcta postura durante la carrera, una reducción en la capacidad de resistencia a la hora de practicar deportes, entre otras.

 

4 – Evita las lesiones, respeta tus limites.

La continuidad y la constancia son imprescindibles en este objetivo a largo plazo, y se verán afectadas si nos vemos obligados a interrumpir nuestros entrenamientos por causa de alguna lesión. Una interrupción en nuestras rutinas de carrera significara volver a empezar de cero una vez recuperados, y perder todo el progreso logrado hasta el momento. Para ello, cuídate. Plantea tus carreras y tus entrenamientos siempre pensando en tus limites, empujalos para avanzar pero nunca los pases por encima sin pensar en ellos, deja siempre un margen residual de intensidad que se podría hacer de mas, pero que se decide respetar.



 

5 – Nunca pares.

Como ya lo hemos mencionado, la continuidad es vital en este proceso, por lo que no deberíamos interrumpir los entrenamientos de ninguna manera en ningún momento del año. Para descansar, puedes cambiar de entrenamiento por otros mas suaves durante periodos de vacaciones, pero sin abandonar la actividad física del todo. Recuerda que abandonar el ejercicio significa empezar de nuevo de cero una vez que retomes.

 

6 – Cuida tu alimentación.

Una vida saludable es un habito que se construye dia a dia, haciendo ejercicio todos los días y sobre todo, comiendo saludablemente todos los días. Debes realizar al menos 5 comidas al día, cuidando la proporción de nutrientes que necesita el organismo para funcionar saludablemente. Puedes visitar este articulo donde te dejamos una excelente herramienta que te indicara como llevar una dieta balanceada.

 

7 – Hidratate.

Como ya hemos aclarado en varios artículos, la cantidad de agua que necesita el cuerpo y los órganos para funcionar correctamente es entre 2 y 3 litros diarios, dependiendo de las necesidades de cada organismo. Al realizarse ejercicio se debe prestar especial atención a esto, y si es necesario consumir bebidas isotónicas para recuperar los minerales perdidos.

 

8 – Cuida tus músculos.

Con la edad, el cuerpo va perdiendo masa muscular y mantenerla mediante trabajos de fuerza contribuirá en muchos sentidos. Principalmente, nos ayudara a mantener la postura y a cuidar nuestro sistema articular, mejorara la absorción de los impactos al correr, la tensión y la carga que el ejercicio genera, y facilitara a un menor riesgo de lesiones.

 

9 – Cuida tus huesos.

Correr, contrario a lo que muchos piensan, cuida tus huesos si es realizado con moderación y con los cuidados necesarios. Esta actividad favorece la estimulación de los osteoblastos, células reconstructoras de los huesos que evitan la reducción de la densidad osea y la osteoporosis. Lógicamente, el cuidado de tus huesos y la actividad física van de la mano con una correcta nutrición, asegurándose un buen nivel de consumo de vitamina D.

 

10 – Siempre estira.

Relajar el sistema muscular y liberarlo de tensión, favorece una relajación global del cuerpo y del sistema nervioso. Realizarlo antes y después del entrenamiento es vital para la salud del cuerpo.

 

Metabolismo lento. ¿Por qué me cuesta tanto bajar de peso?

Comentarios

Related posts:

Share on Facebook222Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario