Como cuidar nuestro peso si estamos lesionados

Share on Facebook273Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Hay situaciones, como por ejemplo una lesión, que nos obligaran a hacer reposo, estar en cama, sin la posibilidad de ir a entrenar por largos periodos. Y esto puede suponer un problema para nuestro peso corporal. Estar mucho tiempo en reposo, si no cuidamos nuestros hábitos, puede suponer un aumento de peso. En este artículo te mencionaremos las consideraciones que deberás tener en cuenta para cuidarte ante estas situaciones.

¿Que hacer si estamos lesionados?

Intenta cambiar de actividad

Algunas lesiones podrían ocasionarte tener que dejar de practicar cierta actividad. Una lesión que nos imposibilite realizar la actividad a la que estábamos acostumbrados no significa que no podamos practicar otras que nos mantengan activo, siempre con aprobación de un profesional. Por ejemplo si sufrimos una lesión que nos imposibilite practicar algún deporte como básquet, futbol, etc. quizás no nos imposibilite en practicar alguna otra actividad como natación o levantamiento de pesas.

Consulta a tu nutricionista

Uno de los grandes errores al estar en reposo por alguna lesión, es que por lo general seguimos alimentándonos de la misma forma. Seguimos ingiriendo la misma cantidad de alimentos que cuando practicábamos alguna actividad. Posiblemente la dieta que llevábamos a cabo estaba ideada para un gran gasto calórico del ejercicio que practicábamos antes de lesionarnos. Pero ahora que nuestra actividad no es tan intensa deberíamos modificar nuestra dieta acorde a las calorías que gastamos en este momento. Debemos evitar los excesos y la conocida como comida chatarra.



Aprovecha para leer un libro

Leer supone un gasto calórico de hasta casi 100 calorías por hora. Invierte tu tiempo sobrante en leer algún libro que te interese o que no hayas logrado terminar, estaremos invirtiendo nuestro tiempo en algo productivo y además estaremos quemando algunas calorías que nos ayudaran a mantener nuestro peso.

Realiza estiramientos y levantamientos

Estirar los brazos a los costados o elevarlos, así como las piernas, puede ayudarnos a continuar activo incluso cuando estamos incapacitados, pero siempre con la aprobación de tu medico de que estos movimientos no afecten tu recuperacion.

Recibe terapias

Una de los grandes problemas de pasar demasiado tiempo en reposo es que perderemos masa muscular, por lo tanto, existe una mayor predisposición a que subamos de peso.

Si no podemos movernos, una buena opción sería recibir terapias de un profesional para preservar la masa muscular. Esto también nos ayudara a mantener nuestros músculos en forma, evitando que estos se atrofien.



 

Combate el estrés

El estrés puede ser uno de nuestros principales enemigos al encontrarnos en reposo. El hecho de estar sin poder practicar la actividad a la que estábamos acostumbrados puede ser un peso muy grande para nuestro estado de ánimo.

Si esta situación nos genera demasiado estrés intentaremos poner en práctica ejercicios de respiración, recibir masajes anti estrés, practicar la meditación o escuchar música que nos relaje y nos levante el ánimo.

La ganancia de peso o disminución de masa muscular es algo que ocurrirá en mayor o menor medida cuando te encuentres en reposo, pero que esto no te influya demasiado. Si realizas estas consideraciones, siempre y cuando antes hayas consultado con tu médico, te ayudara a disminuir los efectos que estar en reposo puede significar. Es muy importante no deprimirse y mantenerse motivado para una recuperación rápida y eficaz para pronto volver al ruedo y retomar nuestra actividad.

Related posts:

Share on Facebook273Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario