La importancia de dormir en el entrenamiento

Share on Facebook308Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Descansar adecuadamente es la base de la recuperación tras los esfuerzos a los que sometes a tu cuerpo en cada entrenamiento. Necesitas dormir entre 7 y 8 horas como mínimo al día, por la noche y seguidas, de esta forma se regenerará tu cuerpo y obtendrás los nutrientes que consumes durante las comidas y te permitirá que se reconstruyan las fibras musculares rotas durante el ejercicio.

¿Que sucede cuando dormimos?

Tus músculos crecerán, tu cuerpo se purificará durante la noche tanto física como mentalmente, los sentidos y los músculos detendrán su actividad casi por completo recobrando nuevas energías para el día siguiente.

No solo es importante la cantidad que descanses, sino también la calidad. Intenta descansar sobre un somier o un colchón en condiciones, además de levantarte y acostarte a la misma hora todos los días. La rutina en los horarios de sueño aumenta sus beneficios. Es importante saber que la falta de sueño no es fácil de compensar. Seguramente en ocasiones sueles levantarte más tarde de lo habitual como la excusa de que te faltaron horas de sueño, con esto lo único que conseguirás es descompensar tu patrón de descanso.

¿Que sucede ante la falta de sueño?



La falta de descanso te provocara síntomas como la pesadez ocular, dolor de cabeza, sensación de cansancio, imposibilidad de mantener la concentración, mal carácter, problemas gástricos, envejecimiento prematuro, etc.

Para lograr más resultados en tus entrenamientos es primordial que asistas con los músculos descansados y listos para enfrentar el entrenamiento. De esta manera te  sentirás con más fuerza.

Durante las horas en las que duermes,  más precisamente durante la tercera y cuarta etapa del  ciclo de sueño, tu cuerpo recobra su estado óptimo y  es cuando se libera la “Hormona de Crecimiento”, la cual es producida por la glándula pituitaria en la base del cerebro la misma es la responsable del aumento de masa muscular, reparación de los músculos, la construcción ósea y la quema de grasas.



También hay que tener en cuenta que hacer ejercicios 3 o 4 horas antes de irse a dormir resulta contraproducente para el proceso del descanso. Realizar los entrenamientos por la mañana tiene el doble de beneficio y dejará que tu cuerpo y metabolismo funcione correctamente a lo largo del día. Tambien puedes consultar nuestro articulo de los Alimentos que no deberías ingerir antes de ir a dormir.

 

Related posts:

Share on Facebook308Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone