Los mejores trucos para controlar tu dieta en las fiestas

Share on Facebook134Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

La temporada de fiestas representa un desafío particular a la hora de mantener la dieta que estamos siguiendo o de cuidarnos. Entre Navidad y Año Nuevo, los desajustes en la comida se vuelven rutina, y es frecuente terminar el mes con algunos kilos de más.

Darse el gusto sin privarse de nada, pero sin caer en la trampa de los excesos, es posible, y aquí te dejaremos algunos consejos para que puedas disfrutar de estas fiestas y no lamentar los kilos de más al comenzar el nuevo año.

¿Como controlar nuestra dieta en las fiestas?

1 – Realiza deporte durante la mañana:

Si se comienza el día con una sesión de deportes, el cuerpo aumentará el desgaste energético del día, lo que te permitirá consumir más calorías. Los nutrientes que consumas, serán de gran ayuda en la recuperación y en la reparación de los tejidos que utilices y contribuirán a no almacenar grasas.

2 – Descansa:

Intenta tener buenos descansos en cuanto a calidad y cantidad, ya que un sueño alterado puedo alterar también las hormonas que regulan el hambre, incentivándote a comer más. Puedes leer nuestro articulo en el que hablamos de la importancia de dormir en el entrenamiento.



3 – Llega sin hambre a la cena:

Es importante no sentarse en la mesa con el estómago vacío. Llegar a la reunión con el estómago vacío y el cerebro hambriento seguramente contribuirá a que comas sin control en la cena. Por la tarde, consume algún alimento rico en proteínas, como un yogur bajo en grasas, que ayuda a sentirte lleno durante más tiempo. Puedes leer nuestro articulo de porque no debes dejar de comer para perder peso.

4 – Registra lo que vas consumiendo:

Utiliza un plato para servir todo lo que vayas a ingerir, ya que de esta manera puedes seguir la cuenta y no perder el control sobre lo que comas.

5 – Bebe agua antes de comer:

Muchas veces, interpretamos como hambre lo que en realidad es sed y tendemos a comer en lugar de tomar agua. Por otro lado, el agua contribuye a la sensación de saciedad.



6 – Come despacio:

Nuestro cuerpo necesita unos 20 minutos para darse cuenta de que estamos llenos. Además, cuanto más lentamente comas, menor será la cantidad de alimentos que consumas en este tiempo.

7 – Cuidado con las bebidas alcohólicas:

Limita su consumo al mínimo. Considera tomar en su lugar agua o bebidas no alcohólicas, bajas en azúcar. Recuerda que el alcohol tiene muchas calorías, y su consumo en exceso provoca también que empecemos a comer en exceso.  Si vas a consumir alcohol, que sea para brindar, y preferentemente elige vino blanco o tinto en lugar de champagne o licor. También aléjate de las bebidas gaseosas, contienen mucho azúcar.

8 – Los postres:

A la hora del postre, busca la opción más saludable entre las opciones que haya. Además intenta cuidar las porciones, puedes darte el gusto de comer algo dulce, siempre y cuando la porción sea pequeña.

9 – Reduce las porciones:

Para ello, escoge platos y vasos de menor tamaño, que visualmente contribuyen a sentirnos saciados, además de que ayudan a controlar de mejor manera las porciones ingeridas.

Comentarios

Related posts:

Share on Facebook134Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario